La industria de la moda se enfrenta a un cambio radical

Tras 14 años, Bread & Butter la feria referente del sportswear mundial se cancela. Así lo ha hecho saber su director ejecutivo, Karl-Heinz Müller a través de unas sentidas líneas, que sin embargo suenan más a un “hasta luego”, y en las que alega que no se puede repetir el pasado y que la industria de la moda se encuentra en un punto de cambio radical.

Esta noticia, triste pero inevitable, nos ha venido al pelo para abrir nuestro Trendspeaker Magazine. Porque si en algo estoy de acuerdo con Mr. Müller es que la moda y la industria que la rodea están cambiando de tercio, y el máximo culpable es Internet ( y por ende cada uno de nosotros, los usuarios, a los que por fin las marcas no tienen más remedio que escuchar porque nuestros “gritos” se viralizan como la pólvora gracias a las redes sociales, los blogs o Whatsapp).

Precisamente el propio Trendspeaker.es, sin ir más lejos, es una prueba del cambio; como su nombre indica un altavoz para que este nuevo dialogo entre marcas, distribuidores, tiendas y clientes finales funcione on y off, fuera y dentro de la nube.

...nuestro concepto de éxito no puede tener continuidad repetiendo el pasado...la industria de la moda se encuentra en un punto de cambio radical.
— Karl-Heinz Müller, Bread &Butter Managing Director

La moda está en constante cambio por culpa de las tendencias, algunas veces revisita el pasado y otras innova, pero hace tiempo que las dos grandes temporadas; otoño/invierno y primavera/verano dejaron de marcar el paso. Muy pocas son las marcas que se resisten a incluir colecciones crucero, precolecciones o minicolecciones; todo lo necesario para que la tienda esté en perpetuo cambio, a imagen y semejanza de La Red, donde el ritmo es trepidante y los internautas se han convertido en impacientes consumidores de “lo último”.

Fuente: www.net-a-porter.com

Fuente: www.net-a-porter.com

Seis meses, el cambio de temporada, parecen ya una eternidad y las marcas se esfuerzan por alimentar a “la bestia” (a sus clientes) creando por ejemplo aplicaciones que permiten comprar en tiempo real las prendas de los desfiles, cuando antes, solo los VIPS de la moda (editores y celebrities) tenían acceso a ellas relativamente pronto, mientras el resto de los mortales debíamos esperar los seis meses de rigor.

Las exitosas colaboraciones entre diseñadores exclusivos y celebrities con marcas lowcost son otra fórmula que obedece a este cambio, aportando imagen a la marca y generando en el cliente una gran expectativa, al acercar el lujo al bolsillo en forma de "exclusiva masificación".

La actriz Sarah Jessica Parker, ícono de moda y unida a su industria desde su interpretación de Carrie Bradshaw en Sex and the City creó para la cadena estadounidense Steve & Barry’s una colección lowcost.

Ya hemos perdido la cuenta de las colecciones cápsula entre diseñadores y la firma sueca H&M. Sonadas fueron las de Balmain, Isabel Marant o la editora Anna dello Russo.

También ha cambiado la forma de comunicar moda y los prescriptores; a los clásicos (actores, cantantes, deportistas) se les han unido, las it-girls, los it-boys y los bloggers, el streetstyle, en definitiva influencers  más cercanos al cliente, al internauta.

Foto: Patricia Rodríguez para vente-privee.com en las IV Jornadas de Blogs de Moda del Museo del Traje/CIPE, Madrid.

Foto: Patricia Rodríguez para vente-privee.com en las IV Jornadas de Blogs de Moda del Museo del Traje/CIPE, Madrid.

El mundo ON y OFF se entrelazan, por ejemplo, compramos online pero podemos recogerlo en una tienda física; caminamos entre escaparates y al mismo tiempo consultamos nuestros smartphones y tablets en busca de inspiración.

Lo que diferencia a Trendspeaker es que sus ideólogos han sido capaces de ver el futuro, de entender que “la tienda de toda la vida”, las grandes cadenas, el lujo y las marcas, tienen cabida en esta nueva conversación online, que son modelos de negocio que se complementan y se pueden ayudar gracias a su modus operandi transparente y a sus posibilidades b2b, que son quasi infinitas y que entre otras  bondades, permiten comprar la colección de la marca al por mayor sin desplazarse a ferias. Lo que me hace pensar, ¿tendrá algo esto que ver con que desparezcan algunas las ferias del sector? ¿Y los desfiles? Muchos son los que afirman que la pasarela supone una fuerte inversión si la recompensa esperada y apuestan por otras formas de mostrar sus colecciones; trunkshows, pasarelas virtuales, showrooms…

Trendspeaker es una coctelera en la que mezclamos y agitamos marcas, diseñadores, bloggers, usuarios y tiendas de moda, con una pizca de creatividad y mucha tecnología.
— María Giraldo, Departamento de Comunicación y Marketing de Trendspeaker

El cliente ya no se conforma con comprar, ni con la experiencia en tienda, quiere interactuar, sentirse escuchado, ir un paso más allá, construir marca.

Y aunque la palabra clave en moda sigue siendo “auténtico”, este diálogo entre marcas y clientes ha conseguido que las marcas incorporen a sus colecciones más “conciencia”; productos que respetan el medioambiente, confeccionados intentando mejorar las condiciones de los trabajadores, por ejemplo.

Las firmas han entendido que el sueño sigue siendo importante pero quieren ser cada vez más “reales”, más cercanas, con maniquíes que se acercan a las medidas habituales de las mujeres, o la guerra contra el photoshop.

Para lanzarse a la piscina del 2.0 es necesario entender el panorama 1.0, el palpable, y el de España en concreto, en lo que a comercio de moda se refiere, sigue teniendo una cuidada y extensa red de tiendas multimarca que dan servicio a barrios de grandes ciudades o a pequeñas poblaciones, es decir, las tiendas de toda la vida, negocios enclavados dentro de las llamadas PYMES, muchos de los cuales todavía no tienen tienda online o página web o no saben, pueden o quieren relacionarse con sus clientes a través de Internet. Y ahí es donde nosotros, Trendspeaker, nos llevamos el gato al agua, y lo digo con conocimiento de causa, porque les integramos en la conversación virtual de forma sencilla, transparente y gratuita, poniendo a su disposición aplicaciones y recursos al nivel de una multinacional de moda, pudiendo exponer su producto, viralizarlo, crear una base de datos con sus clientes,  anunciar sus descuentos, ver cómo les sienta a sus clientes las prendas o escuchar sugerencias, sin perder la experiencia entienda, simplemente enriqueciéndola.

Solo nos queda invitarte a nuestro recién nacido proyecto, si quieres ser parte del cambio, date de alta y comienza la experiencia Trendspeaker, te garantizamos que será personal e intransferible.